Facon Chico - Oximoron Falico

Un blog sobre cuchillos y traumas adyacentes

SOBRE VENTAS

Por el momento en este espacio no se realizan ventas ni estamos en contacto con artesanos, no obstante seria un gusto poder anunciar artesanos cuchilleros, orfebres, etc, que deseen promocionar sus trabajos. Apuntando a precios accesibles y justos para comprador y vendedor.

lunes, 7 de marzo de 2016

Cuchillo simil "Rambo" - Malin M-15

Cuchillo simil "Rambo" que se vendía alrededor de los años '80 - '90 en Argentina.
A pesar de su nombre, este cuchillo, no se corresponde estrictamente con ningun modelo de las películas de John Rambo aunque podría asemejarse a los 2 modelos correspondientes a First Blood 1 y 2, las dos primeras películas de la saga.
Cuchillo Con funda y con estuche para piedra afiladora. Cabo hueco de material precario -plástico-para guardar accesorios como serillos (fósforos), anzuelos, tanza (hilo de pesca), etc con tapa brújula.
Hoja Stainless 420 con "serrucho" en el lomo y comisura para destarar botellas. Traia dos argollas para llaveros y un cable de metal multifilamento enroscado -al menos tres finos hilos- con dos pequeñas argollas, una a cada extremo.
Largo total de 29 Cms.
La hoja se aseguraba al mango mediante "rosca", no soportaba un trato muy duro y estaba destinado mas que nada a un publico juvenil aprovechando los filmes de Stalone.







Al parecer el modelo original es el MALIN M-15 “SURVIVOR” (“Sobreviviente”).
Este modelo nació en el año 1985, de la mano de la acería y fábrica de alambre de acero industrial “Malin Company”, que hasta el día de hoy funciona en la ciudad de Malin, Oregon, Estados Unidos. Esta empresa vio la posibilidad de sacar provecho del auge comercial que estaban teniendo los cuchillos de supervivencia de mango hueco luego de que se estrenara la película “First Blood”, también conocida bajo la denominación de “Rambo 1” o “Acorralado” en 1982; y a la vez hacer publicidad de su propio acero sacando a la venta un cuchillo de dichas características.
El resultado fue el Malin M-15, un cuchillo de hoja de acero quirúrgico del tipo 420, y mango hueco. El cuchillo tiene una longitud total de 30 centímetros, siendo la hoja de 14, 5 cm., y el mango de 15,5. El mango y el cubre-manos eran fabricados también en acero inoxidable del tipo común. El diseño era bastante clásico, incluso desfasado para la época, siguiendo las líneas del legendario Ka-Bar.  La idea era fabricar un cuchillo híper simple, y venderlo casi al costo de producción, para hacer más conocida a la empresa.  El modelo salió en dos versiones distintas, uno de mango y funda negros, que en la hoja llevaba impreso el nombre de la empresa; y otro de mango y funda camufladas tipo selva, que en su hoja llevaba escrito RAMBO, haciendo honor al personaje de la famosa saga que hizo tan famosos a los cuchillos de mango hueco.

Este cuchillo fue sumamente popular durante los años ´80, siendo copiado por muchas empresas, que han inundado a muchos países con sus copias falsificadas, de penosa calidad, lo que ha dado muy mala fama al cuchillo. A esto hay que agregar que en muchos países como España, muchos usuarios se vieron estafados en compras por correo, donde enviaban el dinero esperando un auténtico Malin a cambio, y les enviaban una mala copia.

Malin Co. dejó de fabricarlo a comienzos de los ´90, pero muchas compañías siguen haciendo uso de este diseño y lo mantienen hasta el día de hoy en vidrieras, pero no son los fabricados por la Malin Co. y sus calidades varían de acuerdo al fabricante de turno.

El valor del cuchillo en su momento era de $10 dólares, que hoy equivaldrían a unos 60 o 80 dólares actuales. Cabe recordar que la empresa no buscaba lucrar con el modelo, sino publicitar su acero, así que lo vendía casi al costo. Si tenemos esto en cuenta el valor podría haber sido mayor.

Destaco que a este modelo hay que darle el trato para el que está diseñado, porque sino (como con cualquier cuchillo) nos veremos decepcionados. No debemos olvidar que su mango hueco lo hará sin dudas más débil que un Bowie o un Ka-Bar, ambos modelos de mango sólido. Darle un trato distinto sería tan necio como buscar insertar un kit de supervivencia en el mango de un Bowie.

A diferencia del modelo que utiliza el propio Stallone en la primera película de la saga (que se aparta de las líneas clásicas de los cuchillos militares de la época del conflicto vietnamita, y tiene ciertas características que lo aproximan más a un cuchillo de lujo), el modelo de la empresa Malin no tiene ningún tipo de elementos que podríamos denominar de "confort". Es un cuchillo de supervivencia, más bien de perfil militar, es decir pensado para combate. Así pues, se limita a cumplir bien su trabajo y nada más. Esta diseñado más pensando en cumplir su trabajo, que en dar comodidad a quien lo usa o esgrima. Por ejemplo, el mango es muy rústico, no posee ningún forro o cobertura de caucho,  sino que simplemente es acero liso, y eso para algunos puede ser  muy molesto. Sin embargo, con el tiempo, y el uso, el usuario llega a acostumbrarse y amoldarse a esta peculiaridad, sin tener mayores problemas. El diseño responde a una tecnología muy anterior, más cercana a los cuchillos que usaron las fuerzas especiales de EE.UU en Vietnam durante los ´60, que a los últimos modelos de los ´80. Si lo comparamos con modelos de las casas Aitor, Muela, Randall, Marto, o Cold Steel de esos años, veremos que la diferencia de prestaciones es muy grande. Sin embargo, la accesibilidad del precio, y lo vistoso del modelo y la publicidad, hicieron de este modelo (y paradójicamente también de sus malas copias e imitaciones) uno de los más populares de su época, siendo hoy por hoy, un pequeño clásico de supervivencia de los ´80, y un ícono de los cuchillos de supervivencia populares, unido para siempre a la imagen de John J. Rambo.

Su hoja es de lo mejor del cuchillo, que es lo principal en toda arma blanca. En este caso, en los modelos originales (hago la aclaración porque hay países, como España que se han visto invadidos por copias e imitaciones con hojas de cualquier cosa, menos acero)  es de acero quirúrgico, del tipo 420. Es uno de los aceros más costosos y de mejor calidad que se trabajan. Es inoxidable, y como el acero inoxidable es más blando que el común, al tipo 420 lo endurecen con un poco de titanio, lo que lo hace casi igual al común, pero inoxidable. No genera ningún tipo de reacción alérgica debido a otros tratamientos que posee, y que le da su nombre de "quirúrgico", esto es importante si tienes que infligirte un corte sanitario por alguna razón, es muy fácil de afilar y mantiene el filo por mucho tiempo (por eso este tipo de acero es el que se utiliza para bisturíes), y tiene un brillo muy particular y un acabado muy pulido. El largo de la hoja es muy cómodo para trabajar, y el diseño está dentro de los parámetros normales, teniendo filo de un lado, y una pequeña sierra de dientes simples del otro. Lo único que destaca es una muesca en la parte inferior de la hoja, en el lado aserrado, que cumpliría la función de destapar botellas, o de doblar algún tipo de cable grueso. Esta sección ha sido muy duramente criticada por otras empresas y varios expertos en el tema, porque  debilita la estructura de la hoja, generando un punto de tensión innecesario. Sin embargo, hay que resaltar que en el Malin original la muesca no era tan prominente como en la mayoría de las copias, que casi parece que fuese un tajo que abarca dos tercios de la hoja, y por supuesto, es terrible para su firmeza. En el caso del Malin propiamente dicho la muesca citada no logra abarcar más de un cuarto del ancho total de la hoja, y su forma no es tan descabellada como en las copias. Sin embargo, tal vez este detalle hubiese sido perfectamente evitable.

El cuchillo tiene un sistema de sujeción a base de tuerca. Es decir la espiga del cuchillo, más bien pequeña, tiene forma de tornillo, y se inserta en el mango, donde se le ajusta con una tuerca de 10 mm. La firmeza de la hoja es bastante buena, aunque el sistema es muy antiguo y primitivo. La simplicidad del sistema hace que el cuchillo sea de fácil mantenimiento, y el ajuste es también cosa sencilla. Se puede realizar con un destornillador lo suficientemente largo, o bien, con una pequeña extensión.

El mango es sólido y resistente, fabricado integramente en aluminio (al igual que el pomo)  pero su interior no es estanco, lo cual hace indispensable que el kit de supervivencia básico tenga que ir necesariamente a cubierto de la humedad. Esto ha sido criticado, pero responde a la ausencia general de elementos de confort innecesarios que marca el diseño de este cuchillo.

La funda del cuchillo es de una calidad muy inferior, aunque cumple su función (yo por lo menos aún conservo la original), pero sin duda sería muy recomendable que se la reemplazara con algo más firme, ya sea una funda rígida de al estilo Aitor o Cold Steel, o bien, una buena funda de buen cuero. La funda original con la que la Malin Co. proveía a sus modelos era de un grosor mediano de símil cuero sintética.  Si bien un acierto es que al menos está  reforzada con remaches a los costados, porque de otra forma se rebanaría al primer saque rápido de la hoja, la falta de un refuerzo en el final, hace que sea muy fácil de perforar por la punta del cuchillo. Yo estoy pensando seriamente en cambiarla pronto.

El equipo de supervivencia con el que cuenta el cuchillo puede dividirse en tres grupos: hoja de afilar pequeña, kit de supervivencia básico, y brújula.

En primer lugar debemos decir que la piedra de afilar es de muy buena calidad, y es fácil de llevar en el estuche con el que viene equipada la funda.

En segundo lugar, hablaremos del kit de supervivencia básico. El kit con el que venía equipado este cuchillo era muy limitado, y desaprovechaba mucho el espacio del mango. El kit original venía envuelto en una bolsita plástica, y contenía una aguja, algunos metros de tanza transparente de plástico, 6 anzuelos con sus respectivos pesos de plomo, algunos fósforos, y una sierra de alambre, cuyos anillos venían incorporados en la parte exterior del mango. Yo personalmente he modificado notoriamente esta sección del equipamiento, poniendo en su lugar 31 fósforos comunes, dos agujas de tejer, y 40 metros de tanza plástica más gruesa (del tipo mediano, soporta 8 kg.) envueltos en una bolsita de plástico, y luego en un compartimiento estanco cilíndrico (al mejor estilo Aitor JK) el kit de pesca, y los raspadores de encendido de los fósforos. 

Finalmente hablemos de la brújula. La brújula en el mango responde a una razón muy clara. En los modelos militares la brújula es pequeña y va situada en el interior del pomo. Esto no es problema para los militares, que en general tienen buena vista, pero para civiles que a veces somos chicatos y  no tenemos 10/10 dioptrías  en los ojos, esa  brújula no nos sirve de nada porque ni siquiera  la podemos leer. Por eso Malin incorporo una brújula resistente y grande, visible digamos. Cuál es el problema? Todos saben que un buen cuchillo tiene un pomo solido que se puede usar como martillo. Los críticos del modelo M-15 han dicho que esa brújula allí ubicada nos quita esa posibilidad. Por eso Malin la puso enroscada y no fija, así la brújula la puedes sacar y te queda un pomo durísimo para martillar lo que quieras. De todas formas, la brújula del tipo burbuja en el pomo rompe con el aire militar del modelo, y para algunos hasta puede resultar ridícula o dar risa. Sin embargo es un elemento útil, y se gano la simpatía de sus usuarios y portadores durante su apogeo. 












2 comentarios:

  1. Hola yo he tenido varios de estos, supongo que de imitacion, pero algo que recuerdo como si fuera hoy, es que un dia mi madre aparecio con uno igual a este, funda, mango plastico, brujula, y en una caja amarilla, pero la hoja era de plastico negro. todo negro era el cuchillo.
    lo he buscado por todos sitios y jamas he vuelto a saber de el.

    ResponderEliminar
  2. quien esté interesado yo tengo el cuchillo negro igual al de las primeras fotos. Soy de Perú. Lo podría vender. Mi correo es fulldigitalprint@gmail.com

    ResponderEliminar