Facon Chico - Oximoron Falico

Un blog sobre cuchillos y traumas adyacentes

SOBRE VENTAS

Por el momento en este espacio no se realizan ventas ni estamos en contacto con artesanos, no obstante seria un gusto poder anunciar artesanos cuchilleros, orfebres, etc, que deseen promocionar sus trabajos. Apuntando a precios accesibles y justos para comprador y vendedor.

jueves, 20 de febrero de 2014

Sobre como empuñar un cuchillo


Es evidente que existen distintas metodologías y por tanto también diversas formas pedagógicas de enseñar las tácticas y técnicas para sobrevivir a una agresión con arma blanca. Algo esencial para quien pretenda enseñar o aprender a sobrevivir a una agresión así es conocer muy a fondo todo lo relativo al uso de dichas armas, de otra forma no podrás jamás estar en condiciones mínimamente aceptables para sobrevivir. Algo muy importante es la forma en que se agarra o empuña un arma blanca. Dependiendo de la forma de agarrar el arma tendrás más facilidades para ejecutar un tipo de técnicas y tácticas que otras. Además cada agarre permite trabajar mejor en una distancia que en otra o en un tipo de escenario o situación concretos. Acceder a la propia arma obliga a un tipo concreto de agarre. Con todo ello quiero resaltar la importancia de tener claros los conceptos sobre este tema.


Los agarres básicos son dos. Con la punta hacia adelante y con la punta hacia atrás. Según la tradición o el estilo que practiques estas dos formas de empuñar el arma reciben un nombre u otro. Yo suelo elegir una nomenclatura distinta según trate con miembros de los cuerpos de seguridad públicos o privados, militares o personal civil. Es esencial saber llegar a cada colectivo de forma directa y simple. El agarre más sencillo y clásico es comúnmente llamado Natural, Hammer en ingles y Honte en japonés. En dicho agarre se sujeta con fuerza el cuchillo cerrando de forma completa la mano sobre la empuñadura, tal y como harías cuando usas un martillo (hammer). El antebrazo y la hoja del cuchillo forman un ángulo de 90 grados. El filo puede estar hacia afuera o hacia adentro, siempre y cuando no empuñes una hoja de doble filo, evidentemente. El tipo de cortes y puñaladas que se pueden hacer con este agarre poseen mucha fuerza ya que se usa todo el brazo e incluso todo el cuerpo para aplicarlos. La muñeca no puede doblarse, debe estar rígida, firme. Es un agarre centrado en la distancia media y media – larga. Aun así es posible usarlo en distancia corta dependiendo de la situación y del tipo de cuchillo que empuñes en ese momento.


El otro agarre básico es cuando tenemos la hoja y concretamente la punta del cuchillo mirando hacia abajo. Este agarre se suele denominar Gyakute en japonés o Ice Pick (pica hielos) por su similitud con el uso de dicho instrumento tanto en su agarre como en su forma de emplearlo. Generalmente la gente prefiere utilizar este agarre para estocadas más que para cortes, sobre todo estocadas descendentes. En cuchillo de un solo filo es más útil colocar el filo hacia arriba ya que apoya mejor al movimiento de estocada. Es un agarre para distancias media – corta y corta o de cuerpo a cuerpo. Siempre bromeo sobre que este agarre es el que usó el personaje de Norman Bates en la película de culto de 1960 “Psicosis”. Al respecto hay una anécdota curiosa. Cuando se rodó la famosa escena del apuñalamiento en la ducha, el personaje de Norman empuñaba el cuchillo con el filo hacia arriba en un agarre inverso, forma ideal para realizar estocadas o puñaladas descendentes. Lo curioso fue que en los pases previos del film la mayoría de la gente hacía referencia al detalle de la “errónea” forma de agarrar y apuñalar de Norman. Por eso finalmente se colocó el filo del cuchillo hacia abajo, ya que los espectadores reconocían esa forma como más “realista”, cosas del cine…


Antes de continuar es necesario recalcar que los diseños de los cuchillos y sobre todo de sus empuñaduras han ido evolucionando con el tiempo permitiendo ser cada vez más ergonómicos y facilitando el agarre con mayor comodidad y seguridad. También las hojas, su diseño o forma, composición, peso, etc. tienen su importancia. Por todo ello no se puede evaluar un tipo de agarre solamente por como tú lo haces o lo cómodo que tú te sientes con el mismo. Es posible que esa seguridad que te proporciona no sea la misma en otra mano más pequeña o menos fuerte o con un diseño de cuchillo diferente o llevando guantes o con algún tipo de impedimento como una herida. En la calle a la hora de la verdad si llegas a tener la oportunidad de disponer de un arma blanca no te importará mucho su calidad, diseño sino que tu entrenamiento, tu formación te permita adaptarte al arma y a la situación de forma eficaz y así sobrevivir. Sin embargo todos estos parámetros y conocimientos no son superfluos y te servirán para valorar mejor tu entrenamiento y el trabajo de aquellos profesionales con quienes entrenes en el futuro.


Ahora quisiera centrarme en algunas formas menos comunes pero igualmente muy populares de empuñar un cuchillo. Estas formas de agarre pretenden ser especializaciones o personalizaciones de los agarres básicos, pero no es así. Por utilidad y valor propios son consideradas formas de agarre de mayor o menor interés. Creo que la principal por ser más usada, casi, que la conocida por Hammer, es el agarre conocido como “táctico” o como mi compañero Kim me comentó “Saber” en ingles (sable por su parecido a la hora de agarrar un sable o sobretodo un florete, también puede significar acuchillar) parece ser otra forma de denominar a este tipo de agarre. En este agarre la solvencia del mismo está en los tres últimos dedos de la mano, deben agarrar de forma firme la empuñadura y el pulgar se colca sobre el canto de la empuñadura presionando con el mismo hacia abajo generalmente. El dedo índice está más relajado y rodea igualmente la empuñadura aunque se coloca en una posición que recuerda a cuando introduces el dedo en el guarda montes de una pistola para apretar el gatillo. Es un agarre muy firme y podemos observar como la hoja forma una línea casi recta con el antebrazo como si fuera una prolongación del mismo. Este agarre permite cortes más sutiles y realizar estocadas en la distancia larga pudiendo “pinchar” sin clavar el arma, método muy usado para acocar a un agresor sin tener que dañarlo de forma severa. Si usas el índice y el pulgar puedes cambiar levemente el ángulo de la hoja para realizar cortes mucho más precisos según las circunstancias. Ese uso de los dedos puede debilitar el agarre y es posible perder el cuchillo. Existe una variación denominada Hira en japonés o Complete Quarter Saber en ingles. En ella se coloca la hoja del cuchillo totalmente plana, el filo queda a un lado nunca arriba o abajo. En este tipo de agarre el pulgar y el índice tienen mayor importancia pero igualmente los “tres dedos mágicos” que es como de forma amena los denomino, siguen siendo el punto esencial para un agarre eficaz. En relación con ese extremo, todo aquel que trabaje con un bokken o una katana sebe de que hablo al dar tanta importancia a dichos dedos. Resaltar que los diseños desde tiempos muy antiguos han dotado a la empuñadura de una ligera curva en su tercio final con el objetivo de ser mas ergonómicos adaptándose a la depresión palmar situada entre las prominencias tetar e hipotenar de la palma de la mano (los mangos de cuerno de diversos animales se usaban frecuentemente para los mangos de los cuchillos no sólo por su dureza sino por esa concreta forma ligeramente curvada que proporcionaba un agarre mucho mas cómodo).


Otro agarre muy popular que muchos llaman Kage en japonés o Shadow (sombra) en ingles. Es un tipo de agarre que algunos relacionan con un origen japonés por ser este tipo de agarre muy similar al usado por personajes muy populares de la cultura japonesa como Zatoichi. Se trata de ocultar de la vista general el cuchillo situándolo detrás del antebrazo. En todo momento los tres dedos mágicos deberán tener un buen contacto con la empuñadura pues serán los encargados de sujetar el cuchillo o de moverlo para generar un agarre más obvio para efectuar los cortes. Tal vez este agarre y este tipo de técnicas y tácticas no sean las más populares pera el gran público pero sin duda forman parte intrínseca de la forma de lucha que Bujinkan tiene para el uso de armas blancas  u ocultas.




No hay comentarios:

Publicar un comentario